REFLEXIONES SOBRE  COOPERACIÓN Y DESARROLLO

Wounaan Cooperación y Desarrollo             C/Cisne nº2 Valladolid         
 mail: info@wounaan.org     web:  www.wounaan.org         

1ª => QUÉ GUAPOS LOS NIÑOS

2ª => PODEMOS SI QUEREMOS

3ª => EDUQUEMOS PARA EL DESARROLLO

4ª => SUEÑO CON UN MUNDO DIFERENTE

volver a temas de debate

 

QUÉ GUAPOS LOS NIÑOS

No me deja de sorprender cuando, ante la imagen de un niño rebuscando entre la basura, que se mete en nuestras casas en horario de máxima audiencia, muchos de nosotros decimos “mira... que guapo... pobrecito”. A veces no vamos más allá, no nos preguntamos por qué, ni qué puedo hacer yo.

Si miramos a nuestros niños, que quizá miran la TV en ese mismo momento, es, creo, inevitable, reflexionar sobre por qué no todos los niños tienen las mismas oportunidades (tanto que predica esta falsa globalización tan de moda, que sólo lo es para el comercio, y sólo el de los ricos). No las tienen en cuanto a educación, sanidad, higiene, alimentación, agua, cariño, vida,...  Nosotros podemos ayudar a que esa situación cambie, pero quien de verdad puede cambiar esa injusticia estructural serán los niños que están junto a nosotros, a través de una educación más justa, que les haga pensar en los demás y no sólo en competir, que les haga ser y no sólo tener, que les haga ser críticos, coherentes y comprometidos. Y nosotros como sociedad somos los responsables de que eso sea una realidad.

=/=/=/=/=/=/=/=/=/=/

 

PODEMOS SI QUEREMOS

Según datos del Instituto Worldwatch, actualmente existen en el mundo 3.000 millones de personas que sobreviven con menos de dos Dólares al día, 1,70 Euros al cambio, ¡menos de 300 de las antiguas pesetas!. Y no es que sobrevivan sólo un día con esta cantidad, sino que sobreviven una jornada tras otra. El salario medio español es de unos 30 Euros al día. La diferencia es notable. Se ha estimado que si todos los habitantes del mundo consumieran al ritmo que lo hacemos nosotros, se necesitarían al menos tres planetas para saciarnos. Bajo estas premisas queda claro que el problema de la pobreza no sólo pasa por una equiparación del poder adquisitivo, sino también por una responsabilidad en nuestro consumo.

Con esto no quiero caer en la paradoja de que todos somos malvados, ni concluir con que estamos prisioneros en el sistema que programa estas injusticias. Si de verdad creemos que “otro mundo es posible” deberemos sentir, como mínimo indignación ante esta realidad y ponerse manos a la obra para cambiarla. Claro esta, que son necesarias ciertas donaciones urgentes destinadas a acontecimientos trágicos, colaboraciones con ONG’S transparentes con fines de Cooperación al Desarrollo, denunciar las actitudes salvajes de los poderosos… Pero ¿no creen Uds. que para conseguir una transformación profunda del planeta será necesario un cambio en nuestros hábitos de consumo?

Al fin y al cabo, todos sabemos que la felicidad no se escribe en papel con marcas de agua.

=/=/=/=/=/=/=/=/=/=/

 

EDUQUEMOS PARA EL DESARROLLO

El término Educación para el Desarrollo nace en América Latina como toma de conciencia ante la realidad y como un proceso liberador y colectivo hacia la transformación social. (Paulo Freire).

En la actualidad se plantea como una educación integral en la que es fundamental el protagonismo del pueblo.

Apostemos, pues, por una nueva forma de pensar, no solo como ejercicio intelectual sino como impulso a la coherencia práctica.

Promovamos un proceso solidario para trabajar la cooperación Norte/Sur desde un pensamiento alternativo a la cultura hegemónica neoliberal.

Critiquemos los sistemas estáticos de organización, toma de decisiones, distribución del poder y prejuicios culturales.

Convirtamos los sistemas sociales y educativos en espacios transformadores y participativos con la creación de redes para fortalecer la sociedad civil.

Apoyemos el fortalecimiento y renovación de los espacios de acción del pueblo, para que participe y genere propuestas de cambio social.

Proporcionemos nuevas claves de lectura para dotar a las personas de perspectivas críticas a nivel personal y colectivo.

Incorporemos la diversidad como valor, no como amenaza, estableciendo líneas de acción para construir modelos de desarrollo centrados en la dignidad de la persona.

Planteemos el conflicto como relación positiva y creadora que forma parte de las relaciones humanas.

Y es que educar para el desarrollo es educar para la justicia, el amor y la felicidad. Es, en definitiva, poner las bases para construir un mundo más humano, más fraterno.

=/=/=/=/=/=/=/=/=/=/

 

SUEÑO CON UN MUNDO DIFERENTE

¿Qué por qué sueño? Por que es una de las pocas cosas de las que puedes disfrutar sin tener que pagar por ellas. ¿A qué parece increíble? Reflexionando he llegado a la conclusión de que la utopía me hace seguir en mi lucha. Conseguir un mundo más justo, forma parte de mi vida.

 

¿Os imagináis que en un país todas las familias tuvieran el mismo nivel de vida? No existirían ricos y pobres. De aquí que el concepto de pobreza está ligado estrechamente al de injusticia.

         La pobreza no es una fatalidad como tratan de vendernos muchas veces los medios de comunicación. Simplemente para acallar nuestras conciencias y manipularnos a su antojo. La pobreza está organizada día a día por una máquina económica pensada no para servir al hombre sino para hacer triunfar los intereses de los poderosos. Ante esto y otras muchas injusticias pido la ayuda de todos vosotros.

 Reflexionemos y empecemos por cambiarnos a nosotros mismos para así conseguir un mundo más justo. Yo de momento seguiré soñando y luchando por un mundo diferente.

volver a temas de debate

 

 

Estadisticas y contadores web gratis
Manuales Oposiciones